Que Emiratos Árabes se ha convertido en el epicentro económico de Oriente Medio no es noticia para nadie. Lo que sí puede sorprender, es que debido a su situación geográfica y a su increíble crecimiento de los últimos años, se esté convirtiendo en un punto de unión muy importante para el interiorismo occidental y oriental. En cualquiera de sus espectaculares e imponentes ciudades de nueva construcción, se puede observar como se mezclan diferentes influencias aplicadas de una manera muy distinta a lo que estamos acostumbrados en Europa.
Estos países son un claro reflejo de lo que representa la apertura al mundo de una parte muy conservadora de la comunidad árabe. Una comunidad que ha entendido, a su manera, lo que representa la modernidad y el tipo de vida occidental. Los imponentes edificios diseñados por muchos de los mejores arquitectos del mundo, van acompañados de un interesante diseño y una renovada decoración.
El tradicional diseño árabe de arcos y salas infinitas, se ha visto suavizado y ha virado hacia un interiorismo de líneas rectas y luminosas. En una zona geográfica en la que el sol es el protagonista, aprovechan su beneficio lumínico aplicándolo en sus diseños y construcciones. El trabajo de carpintería o el exquisito mimo con el que se realizan las imponentes estructuras de diferentes materiales como el acero, bien merecen esta visita.
 Los diseñadores de interiores, tienen en estos lugares, la difícil tarea de saber trabajar con la luz natural para conseguir crear espacios agradables y acogedores. Trabajar en espacios tan grandes se puede hacer complicado y el reto está en encontrar el equilibrio para ello. Uno debe saber donde se encuentra y pese a que cualquiera de sus calles bien pertenecer a grandes ciudades como Nueva York o Shanghai, lo cierto es que el contexto y el lugar pide otro tipo de decoración. Adecuarse al medio y al lugar, son algunas de las claves para lograr un buen resultado en este tipo de localizaciones.
De lo que no cabe duda es que Abu Dhabi, Dubai o Doha, son ciudades que hay que visitar si uno es amante de la decoración y el interiorismo. No decimos que te vayan a gustar, eso va con las preferencias y gustos de cada uno. Decimos que son lugares evocadores y muy inspiradores. Aportan frescura y nuevas formas de ver las cosas. Desde nuestro punto de vista, representan una nueva new wave que hay que tener en cuenta en nuestro ecosistema habitual de trabajo. Visita muy recomendable.